Paul Klee

Paul Klee, 1933 en Dessau (Foto: J. Albers, Klee-Zentrums Bern) - Paul Klee, 1939 en Bern (Foto: C. Weider, Klee-Zentrums Bern) - Paul Klee, 1940. La última foto está tomada el día 20 de febrero, unos meses antes de su muerte.

Bibliografia

The Diaries of Paul Klee.
Paul Klee. ed: Félix Klee 1968
Castenholz G. Die progressive systemiche Sklerose
Saudan Y. Marburg: Göring und Weiershäuser;2000
The impact of Paul Klee´s illness on his creative output
Dr. Hans Suter, of Fahrni bei Thun
Morscher C. Paul Klee and the hypothesis of morphic resonance to the personal background of patients with progressive systemic scleroderma and their accommodation to illness.
Psychother Psychosom Med Psychol

Links

Un pintor con Esclerodermia

Si Renoir representa al artista afecto de una artritis reumatoide y Frida Khalo es un símbolo de los pacientes con Fibromialgia, Paul Klee es un ejemplo de un artista también influido en sus últimos años por el padecimiento de una enfermedad reumática: «La Esclerodermia o Esclerosis Sistémica».

Aunque nació en Berna, era alemán, sin embargo al final de su vida coincidiendo con el horror nazi obtuvo la nacionalidad suiza. En su ambiente familiar predomina la tradición musical y en su infancia tuvo una excelente educación musical, comenzando a tocar el violín a los siete años y a los once ya era miembro extraordinario de la orquesta de la Sociedad Musical de Berna. Sin embargo, se decantó por la pintura seducido por el color.
Su formación artística se inicia en Munich y viaja a París e Italia para tener conocimientos sobre arte antiguo y moderno. A partir de 1911 forma parte del Jinete Azul promovido por August Macke y Wassily Kandinsky, y es en 1914 cuando aprende a elaborar el cuadro a partir del color más importante que el aspecto gráfico. Posteriormente formó parte del grupo de la Bauhaus desde 1920 a 1930.

A partir de 1931 fue perseguido por los nazis, tachado de «artista judío», y catalagoda como «arte degenerado» su obra pictórica. Ironías de la vida.
Para más desgracias en 1936 se le diagnostica «Esclerodermia» enfermedad que acaba con su vida en 1940 en un sanatorio de Locarno. Su historial médico se perdió tras un incendio del sanatorio.
Su estilo es tan original que no puede ser considerado ni expresionista, ni surrealista, ni siquiera abstracto. Como muestra de su capacidad creativa a pesar de la enfermedad, sirva como ejemplo el cuadro Explosión del miedo (Outburst of Fear III) que en mi opinión refleja con gran acierto el temor del hombre a la enfermedad.

Para terminar esta breve introducción al artista Paul Klee y a su padecimiento de «Esclerosis Sistémica», mostramos una foto del mismo un año antes de morir en la que se evidencia claramente los signos de su enfermedad. Observen su piel en la cara, sin arrugas, tirante y con retracción en la zona alrededor de la boca. Así mismo sus dedos engrosados con tumefacción difusa de las manos.

Es para mí una gran satisfacción reproducir su epitafio después de ser incinerado y enterrado en Berna:

«En modo alguno soy comprensible en este mundo, pues vivo más bien entre los muertos y entre los seres que aún no han nacido. Algo más próximo al corazón de la Creación que lo habitual; pero aún no lo suficientemente cerca de ella».

Que sean su obra, vida y palabras un homenaje a todos los pacientes afectos de Esclerodermia.

Juan Beltrán Fabregat
Castellón, 1 de noviembre de 2007