La SVR alerta del déficit de reumatólogos en Castellón

 

– Algunos hospitales sufren un alarmante déficit de reumatólogos. El departamento de Castellón dispone de tres reumatólogos para atender a 300.000 personas.
– Según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud debería haber un reumatólogo por cada 45.000 habitantes.

Castellón (15-04-11) – La Sociedad Valenciana de Reumatología (SVR) ha alertado sobre la urgente necesidad de aumentar el número de reumatólogos en los hospitales castellonenses, durante el transcurso de la primera jornada de la reunión médica que ha congregado a más de 40 especialistas en Benicàssim. En concreto, el presidente de la SVR, Javier Calvo Catalá, ha subrayado que el departamento de Castellón tan sólo dispone de tres especialistas para casi 300.000 personas. Según estos mismos datos, la situación en el conjunto de la provincia es similar, “para algo más de 600.000 habitantes tan solo existen seis reumatólogos, una cifra totalmente insuficiente para atender de manera adecuada a la población castellonense”.

En los últimos años, la incidencia de las enfermedades reumáticas ha aumentado progresivamente en la Comunitat Valenciana, sobre todo las enfermedades degenerativas que aparecen con la edad, en una población cada vez más envejecida. Según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) debería haber un reumatólogo por cada 45.000 habitantes y en una unidad de reumatología debería haber al menos tres especialistas.

El presidente de la SVR, Javier Calvo Catalá ha reconocido que en los últimos años se ha ampliado paulatinamente el número de reumatólogos, y se ha logrado que cada centro hospitalario cuente con al menos un especialista, “algo que, aunque parezca una obviedad, fue un objetivo que costó conseguir”. Calvo Catalá ha declarado que en Castellón, en concreto, “estamos un 50% por debajo del ratio recomendado tanto por la Sociedad Española de Reumatología (SER) como por la OMS, y es importante si queremos poder atender de forma conveniente a la población”. El presidente de la SVR se preguntó: “¿Alguien entendería que un solo cardiólogo asistiera a un departamento de 300.000 habitantes?”

Las consecuencias de esta situación, ha añadido, afectan no solo a los pacientes, sino también a los especialistas que los atienden, pues “las importantes demoras que esto ocasiona perjudican a su vez al profesional responsable de la atención”.

En el conjunto de la Comunitat Valenciana, el porcentaje idóneo tan solo se alcanza en el Departamento del Hospital General de Alicante y en el área del Vinalopó. El resto de departamentos está en niveles inferiores a los recomendados por la OMS. La provincia de Valencia cuenta tan sólo de 29 reumatólogos para una población de más dos millones y medio de personas, es decir, un especialista para cada casi 100.000 habitantes. En el resto de España, sólo la Comunidad de Madrid y Cataluña, con más de 300 reumatólogos cada una, cumplen los estándares recomendados, y rebajan esta proporción a un especialista por cada 20.000 habitantes.

El presidente de la SVR ha añadido que “este año hemos presentado un informe de la situación en la Conselleria de Sanitat y ya hemos tenido alguna conversación en los departamentos competentes, aunque hasta la fecha no hemos mejorado la situación”. La SVR también se ha puesto en contacto con los directores y gerentes de los hospitales más afectados. Además, “el Colegio Oficial de Médicos está muy interesado e involucrado en poder colaborar para encontrar soluciones entre todos”.

A pesar de esta situación de déficit de especialistas, el presidente de la SVR ha destacado que vivimos actualmente una situación extraordinaria respecto a los avances terapéuticos en enfermedades inflamatorias, osteoporosis, etc. como se ha puesto de manifiesto durante la reunión que, bajo el título de “Diez años de etanercept: Seguridad”, se está celebrando durante hoy y mañana en Benicàssim. De la misma forma, las técnicas diagnósticas han experimentado unos avances impensables hace unos años. “Creemos y confiamos –ha concluido- que esta situación de déficit en los hospitales de la Comunitat Valenciana va a solucionarse paulatinamente ya que existe la intención por parte de todos los organismos implicados de ofrecer una mejor oferta a la población. Es una necesidad tan obvia que nos hace pensar en positivo”.