svr-congresos-xxii-congreso-svr-abril-2019-poster-18-comorbilidad-riesgos-02
Autores : Montolio Chiva L 1 , Robustillo Villarino M 2 , Sendra Garcia A 1,3 , Aguilar Zamora M 1 , Vergara Dangond C 4 , Orenes Vera AV 1 , Vázquez Gómez I 1, Martínez Ferrer A 1 , Valls Pascual E 1 , Ybáñez García D 1 , Núñez Monje V 1,3 , Torner Hernández I 1 , Alegre Sancho JJ 1 . 1 : Servicio de Reumatología . Hospital Universitario Doctor Peset , Valencia, 2 : Sección de Reumatología . Hospital Universitario de La Plana, Villarreal (Castellón), 3 : Fundación para el fomento de la investigación sanitaria y biomédica de la Comunidad Valenciana (FISABIO), 4 : Servicio de Reumatología . Hospital Universitario HM Sanchinarro , Madrid . Los pacientes con artritis psoriásica ( APs ) presentan una mayor prevalencia de factores de riesgo vascular clásicos (FRVC) y una aterosclerosis precoz determinada también por mecanismos de inflamación crónica . Estudiar la evolución en el tiempo de distintas medidas de evaluación del daño vascular en pacientes con APs e investigar los factores relacionados con estos cambios . EVOLUCIÓN DE LA ATEROSCLEROSIS SUBCLÍNICA EN PACIENTES CON ARTRITIS PSORIÁSICA Introducción Objetivos Material y métodos Resultados Conclusiones Estudio longitudinal pre – post con componentes analíticos . Se incluyeron pacientes con APs y afectación articular periférica . Se recogieron variables demográficas (edad, sexo), clínicas [duración de la enfermedad, DAS 28 , tratamiento actual, índice de masa corporal (IMC), FRVC, eventos vasculares] y analíticas [índice aterogénico , filtrado glomerular (FG – MDRD), fibrinógeno, hemoglobina glicosilada (HbA 1 c), PCR, VSG, PCR ultrasensible, apolipoproteinaA 1 , apolipoproteinaB ] . El resto de variables se recogieron retrospectivamente de la historia clínica . Se estimó basalmente el riesgo vascular a través de la herramienta SCORE . Se exploró el árbol carotídeo extracraneal con un ecógrafo Esaote MyLab 70 XVG con sonda lineal ( 7 – 12 mHz) y un programa automatizado de medición del grosor íntima – media (GIM) mediante radiofrecuencia (“ Quality intima media thickness in real – time”), recogiendo la presencia de placas de ateroma según el consenso de Mannheim . Posteriormente, se midió la velocidad de onda de pulso (VOP) mediante el dispositivo validado Mobil o graph ® . El estudio vascular se repitió 3 años después . Consideramos como patológicos valores de GIM≥ 900 µ y de VOP≥ 10 m/s . El estudio estadístico se realizó con el programa SPSS 22 . 0 . Se analizaron 67 pacientes tras excluir 12 de elevado riesgo vascular [evento previo y/o diabetes mellitus (DM) tipo II o tipo I con lesión de órgano diana] . La medición repetida de VOP únicamente estuvo disponible en 49 pacientes . La mayoría eran mujeres ( 64 ,2 % ) y la edad media fue de 54 ,2 (DE 1 ,3 ) años . La duración media de la enfermedad fue de 93 ,1 (DE 12 ,7 ) meses y el valor medio del DAS 28 1 ,7 (DE 0 ,1 ) . El 22 ,4 % recibía glucocorticoides, 47 ,8 % AINEs , 83 ,6 % FAMEs y 37 ,3 % biológicos . El valor medio del IMC fue de 26 ,5 (DE 0 ,5 ) kg/m² . El 38 ,8 % tenían hábito tabáquico, un 28 ,4 % eran hipertensos ( 11 ,9 % ARA 2 , 3 % IECA, 1 ,5 % antagonistas del calcio, 10 ,4 % tratamiento combinado) y un 43 ,3 % eran dislipémicos , la mayoría tratados con estatinas ( 38 ,8 % ) . Las medias de PCR y VSG fueron de 6 ,2 (DE 0 ,4 ) mg/l y 9 ,9 (DE 1 ) mm/h, respectivamente . La media del SCORE fue de 1 ,06 (DE 0 ,1 ) . Al inicio, un 23 ,9 % de los pacientes tenía placas de ateroma, y un 13 ,4 % y un 20 ,4 % tenían, respectivamente, un GIM o una VOP patológicos (Figura 1 ) . A los 3 años, se detectó la aparición y/o aumento de las placas de ateroma en un 19 ,4 % de los pacientes y un empeoramiento de la VOP y del GIM en el 10 ,2 % y 1 ,5 % de los pacientes (Figura 2 ) . Ningún paciente desarrolló un evento vascular . En la regresión logística, los factores que más contribuyeron a la progresión del daño vascular fueron un SCORE basal elevado ( 16 ,9 % ), la presión arterial sistólica ( 8 ,6 % ), el FG – MDRD ( 8 ,2 % ), el fibrinógeno ( 6 ,8 % ) y la presencia de dislipemia , independientemente del objetivo terapéutico empleado en su tratamiento . La progresión del daño vascular en pacientes con APs se relaciona fundamentalmente con FRVC, por ello es imprescindible intervenir sobre ellos de forma precoz . Placa de ateroma GIM patológico VOP patológico No Si 13.4% ↑Placa de ateroma ↑GIM ↑VOP No Si 19.4% 1.5% Figura 1. Estudio vascular basal. Figura 2. Progresión del daño vascular a los 3 años. 23.9% 20.4% 10.2% EVOLUCIÓN DE LA ATEROSCLEROSIS SUBCLÍNICA EN PACIENTES CON ARTRITIS PSORIÁSICA. Montolio Chiva L 1, Robustillo Villarino M 2, Sendra Garcia A 1,3, Aguilar Zamora M 1, Vergara Dangond C 4, Orenes Vera AV 1, Vázquez Gómez I 1, Martínez Ferrer A 1, Valls Pascual E 1, Ybáñez García D 1, Núñez Monje V 1,3, Torner Hernández I 1, Alegre Sancho JJ1. 1: Servicio de Reumatología. Hospital Universitario Doctor Peset, Valencia. 2: Sección de Reumatología. Hospital Universitario de La Plana, Villarreal (Castellón). 3: Fundación para el fomento de la investigación sanitaria y biomédica de la Comunidad Valenciana (FISABIO). 4: Servicio de Reumatología. Hospital Universitario HM Sanchi narro, Madrid. Introducción: Los pacientes con artritis psoriásica (APs) presentan una mayor prevalencia de factores de riesgo vascular clásicos (FR VC) y una aterosclerosis precoz determinada también por mecanismos de inflamación crónica. Objetivo: Estudiar la evolución en el tiempo de distintas medidas de evaluación del daño vascular en pacientes con APs e investigar los factores relacionados con est os cambios. Material y métodos: Estudio longitudinal pre -post con componentes analíticos. S e incluyeron pacientes con APs y afectación articular periférica. Se recogieron variables demográficas (edad , sexo ), clínicas [duración de la enfermedad, DAS28, tratamiento actual, índice de masa corporal (IMC), FR VC, eventos vasculares ] y analíticas [ índice aterogénico, filtrado glomerular (FG -MDRD), fibrinógeno, hemoglobina glicosilada (HbA1c) , PCR, VSG, PCR ultrasensible, apolipoproteinaA1, apolipoproteinaB ]. El resto de variables se recogieron retrospectivamente de la historia clínica. Se estimó basalmente el riesgo vascular a través de la herramienta SCORE. Se exploró el árbol carotídeo extracraneal con un ecógrafo Esaote MyLab70XVG con sonda lineal (7 – 12mHz) y un programa automatizado de medición del grosor íntima -media (GIM) mediante radiofrecuencia (“Quality intima media thickness in real -time”), recogiendo la presencia de placas de ateroma según el consenso de Mannheim . Posteriormente, se midió la velocidad de onda de pulso (VOP) mediante el dispositivo validado Mobil o graph®. El estudio vascular se repitió 3 años después. Consideramos como patológicos valores de GIM≥900 µ y de VOP≥ 10m/s . El estudio estadístico se real izó con el programa SPSS 22 .0. Resultados: Se analizaron 67 pacientes tras excluir 12 de elevado riesgo vascular [evento previo y/o diabetes mellitus (DM) tipo II o ti po I con lesión de órgano diana] . La medición repetida de VOP únicamente estuvo disponible en 49 pacientes. La mayoría eran mujeres ( 64,2 %) y la edad media fue de 54,2 (DE 1,3) años. La duración media de la enfermedad fue de 93,1 (DE 12,7 ) meses y el valor medio del DAS28 1,7 (DE 0,1). El 22,4% recibía glucocorti coides, 47,8% AINEs, 83,6 % FAMEs y 3 7,3 % biológicos. El valor medio del IMC fue de 26,5 (DE 0,5) kg/m² . El 38,8 % tenían hábito tabáquico , un 28,4 % eran hipertensos ( 11,9% ARA2, 3% IECA, 1,5% antagonistas del calcio, 10,4% tratamiento combinado) y un 43,3% eran dislipémicos, la mayoría tratados con estatinas (38,8 %) . Las medias de PCR y VSG fueron de 6,2 (DE 0,4) mg/l y 9,9 (DE 1) mm/h, respectivamente. La media del SC ORE fue de 1,06 (DE 0,1 ). Al inicio , un 23,9% de los pacientes tenía placas de ateroma, y un 13,4% y un 20,4% tenían, respectivamente, un GIM o una VOP patológicos. A los 3 años, se detectó la aparición y/o aumento de las placas de ateroma en un 19,4% de los pacientes y un empeoramiento de la VOP y del GIM en el 10,2 % y 1,5 % de los pacientes . Ningún paciente desarrolló un evento vascular. En la regresión logística , los factores que más contr ibuyeron a la progresión del daño vascular fueron un SCORE bas al elevado (16,9 %), la presión arterial sistólica (8,6%), el FG -MDRD (8,2% ), el fi brinógeno (6,8%) y la presencia de dislipemia, independientemente del objetivo terapéutico empleado en su tratamiento. Conclusiones: La progresión del daño vascular en pacientes con APs se relacion a fundamentalmente con FRVC , por ello es imprescindible intervenir sobre ellos de forma precoz.