Detectar los casos de artritis precoz permite controlar la enfermedad de manera más eficaz

 

SVR (12-10-11) – Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Artritis, que se conmemora el 12 de octubre, el presidente de la Sociedad Valenciana de Reumatología (SVR), Javier Calvo Catalá, ha afirmado que es fundamental detectar los casos de artritis de forma precoz para poder controlar la enfermedad de una manera más eficaz. Además, Calvo Catalá ha destacado los avances médicos de los últimos años que permiten ser optimistas sobre el futuro de la enfermedad, y ha resaltado la importancia de la puesta en marcha de una Estrategia de Enfermedades Reumáticas y Musculoesqueléticas por parte del Sistema Nacional de Salud (SNS).

En concreto, la artritis reumatoide afecta en España a más de 250.000 personas, principalmente mujeres, y cada año se producen 20.000 nuevos casos. Entre el 20% y el 30% de los pacientes con esta patología se convierten en incapacitados permanentes durante los tres primeros años de la enfermedad si no reciben el tratamiento adecuado, lo que afecta a todos los ámbitos: laboral, personal y familiar.

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica autoinmune caracterizada por inflamación articular, destrucción articular progresiva y discapacidad funcional. El diagnóstico y tratamiento precoz de esta enfermedad ha permitido retrasar su progresión con los medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAMEs) y sus combinaciones, y alcanzar un rápido control de la enfermedad, evitando la destrucción articular, sobre todo desde la aparición de la terapia biológica.

El presidente de la SVR ha comentado que “a día de hoy, no podemos curarla. Afortunadamente, cada vez sabemos más sobre ella y acerca de qué pacientes pueden presentar una enfermedad más grave y potencialmente deformante e invalidante. De esta forma, podemos iniciar la terapia más oportuna precozmente y llegar, incluso, a frenar totalmente la enfermedad”. Los últimos 10 años han sido cruciales en el cambio de vida de los pacientes con artritis.

La mejor forma de prevención, según el presidente de la SVR, es común a todas las patologías reumáticas: evitar la obesidad, realizar ejercicio de forma habitual, no fumar y llevar una vida sana. En este sentido, Calvo Catalá ha insistido en la importancia de la educación para la salud y la prevención primaria para reducir los factores de riesgo; así como la mejora de los sistemas de información con el fin de asegurar información compartida y homogénea en todo el Sistema Nacional de Salud, y facilitar la coordinación y atención integral junto a la seguridad del paciente.

Calvo Catalá ha añadido que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha tomado nota y un grupo de expertos, pacientes y responsables de las Administraciones Públicas está trabajando en el desarrollo de la Estrategia de Enfermedades Reumáticas y Musculoesqueléticas del Sistema Nacional de Salud (SNS), cuyo objetivo principal es establecer recomendaciones contrastadas científicamente e intervenciones realistas que mejoren la calidad de vida de los afectados. En las próximas semanas, se espera perfilar y consensuar el documento de trabajo que finalmente se presentará ante el Consejo Interterritorial del SNS.

Por último, el presidente de la SVR ha querido sumarse a los objetivos que impulsaron la creación del Día Mundial de la Artritis, entre los que se encuentran aumentar la conciencia de la artritis en todas sus formas entre la comunidad médica, las personas con artritis y el público en general; influenciar al orden público concienciando a los decisores sobre la carga de la artritis y los pasos que pueden ser dados para aliviarla y asegurarse de que todas las personas con artritis y sus cuidadores sean conscientes de la extensa red de ayuda que existe disponible para ellos.